¿Cómo determinar correctamente el valor de una propiedad?

No importa si lo que estás buscando es vender o comprar una propiedad. En cualquiera de los casos, por más que puedas acudir a asesoramiento profesional, es importante que cuentes con las herramientas suficientes para poder calcular, al menos en una forma estimada, el valor que tiene en realidad una vivienda.

Esto tiene que ver, fundamentalmente, con que el valor logres determinar de esta propiedad va a incidir directamente en el valor de tu patrimonio. Al mismo tiempo, conocer el valor de lo que te pertenece o de aquello a lo que vas a acceder te va a ofrecer también mucha seguridad para llevar a cabo las transacciones que requieras.

Maneras de conocer el valor de una propiedad

Lo primero que podemos decir, tiene que ver con que al momento de determinar el valor de una vivienda, hay una serie de factores importantes que no pueden dejar de ser tenidos en cuenta. Entre estos, podemos destacar la ubicación, el entorno, la construcción, la superficie y la categorización de la vivienda.

Todos y cada uno de estos elementos constituyen maneras de determinar el valor real de una vivienda, debido a la influencia que ejercen sobre el mismo. Te vamos a contar cómo.

La zona geográfica

En primera instancia, vamos a analizar lo que refiere a la ubicación. Podemos decir que esta es uno de los elementos más fuertemente determinantes cuando de saber el valor de una propiedad se trata. Esto se debe fundamentalmente a que el precio de una vivienda por metro cuadrado depende necesariamente de la ubicación de esta.

Por un lado, la zona geográfica en la que está ubicada una casa cuenta con un nivel de demanda. Si el nivel es alto, como en las relaciones del mercado, es posible que sea alto el precio de la casa. Pero ese no es el único factor que hace referencia a esto. Además, podemos decir que en toda ubicación se encuentra proyectado un futuro de desarrollo. Este, también tiende a influir en el precio de las viviendas en su interior.

El entorno en el que estamos

En este caso hacemos referencia a un elemento fundamental que se encuentra íntimamente ligado a lo que decíamos con anterioridad. Y es que podríamos decir que de la ubicación geográfica de la vivienda se derivan una serie de factores que hacen al entorno, a la comodidad y al atractivo de una propiedad.

Muchos son los factores que hacen a lo que hemos dado en denominar el entorno. Uno de ellos, es el que tiene que ver con los servicios. Este es quizá uno de los más importantes. Por ejemplo, una vivienda puede tender a ser más cara si se encuentra junto a una avenida o a una gran cantidad de medios de transporte diversos. También puede influir si se trata de una zona cercana a parques importantes o a un río o lago.

Otro de los servicios que hace a lo que tiene que ver con el entorno es el acceso a comercios. Mientras más variedad de comercios y de centros de atención de los distintos rubros haya en la zona, es probable que eso incida en el precio de una propiedad.

La construcción de la vivienda

Cuando hablamos de la construcción no estamos haciendo referencia a los aspectos que tienen que ver con lo que es decoración y diseño de interiores. Sí estamos hablando acerca de las condiciones del edificio o la casa, la antigüedad de esta y la solidez con la que cuenta. Al mismo tiempo, tienden a tener fuerte influencia en este aspecto los diferentes materiales que hayan sido utilizados para la construcción de la vivienda, como así también sus acabados.

La superficie en que se asienta la propiedad

Ligado íntimamente a lo que decíamos acerca de la construcción, se encuentra la fuerte influencia que la superficie de la propiedad tiene sobre el valor de la misma. Mayormente esto tiene que ver con las posibilidades de explotación que un terreno o lugar permite.

La categorización de una casa

Cuando hablamos acerca de la categorización, estamos haciendo referencia a lo que tiene que ver con el “tipo de casa”. Si bien los metros cuadrados tienden a valuarse por los elementos que mencionábamos con anterioridad, se entiende que el tipo de propiedad también tiene una fuerte influencia. Esto se debe a que no se valúa de la misma manera un departamento que una casa o que un dúplex. Al mismo tiempo, no es lo mismo, en caso de los departamentos, si uno se encuentra en un edificio que cuenta con servicios tales como salón común, terraza y pileta, que uno común.

 

Los que te contamos con anterioridad son algunos de los elementos que hacen al valor de una propiedad. Es bueno tenerlos en cuenta, además de contar con asesores profesionales, para estar al tanto del valor aproximado de nuestro patrimonio personal.

Estrategias para sacar buenas fotos al vender tu casa

Algo que se ha dicho desde hace ya algún tiempo en diferentes ámbitos tiene que ver con que, en la actualidad, son cada vez más las cosas que pasan por los ojos. En este sentido, podemos decir que la primera impresión que una casa genere a sus próximos compradores o inquilinos es muy importante.

Hoy en día, la mayor parte de las personas acuden a las páginas de internet al momento de buscar una vivienda, para hacerse una idea acerca de qué es lo que pueden llegar a encontrar. Por esto, la información que se coloque en un sitio web acerca de una casa debe ser cierta y completa. Pero, además, casi la totalidad de esas personas acuden también a las fotos, para tener una primera impresión acerca de qué verán en caso de que decidan visitarla.

Buenas fotos, buenas ventas

Si bien es cierto que son muchos los factores que se tienen en cuenta cuando se trata de comprar o de alquilar una casa, es cierto que el aspecto es un condicionante. En este sentido, es posible que una mala imagen de la casa generada por malas fotos en internet sea un elemento pernicioso que evite que algunas personas se acerquen luego personalmente a conocer la casa.

Por todo eso que mencionamos hasta acá, es que queda clara la importancia de tomar buenas fotos cuando se está pensando en vender una propiedad. Las fotos van a encargarse de ser el punto de entrada a los próximos compradores.

Es por esas razones que queremos darte algunos tips para que tengas en cuenta al momento de sacar las fotos para vender tu casa.

Decile “chau” al flash

Y este es un elemento que cabe destacar, debido a que la mayor parte de las personas tienden a pensar que es el flash el que se va a encargar de que las fotos salgan bien. Bueno, en estos casos eso no es cierto.

Lo importante para sacar una buena foto es abrir todas las cortinas y ventanas y lograr que haya mucha luz natural. Además, puede ser bueno elegir un momento central del día, en el que entre más luz que en otros.

Los motivos por los que no deberíamos usar el flash son dos: por un lado, nos va a dar algunos puntos brillantes que no necesariamente la gente va a entender que tienen que ver con el flash. Por otro, nos va a generar sombras que naturalmente no están allí y que pueden ser perjudiciales.

Que no haya gente en la foto

Si bien los inquilinos o futuros dueños van a entender que puedas tener familia o personas con las que convivís, lo mejor es que en la foto se vea solamente la casa, sin interrupciones.

Ser ambiciosos

Este punto también es muy importante. No se trata de pararse en la puerta de entrada de la casa, sacar una foto y listo. Es importante sacar una gran cantidad de fotos, desde los diferentes ángulos y de distintas maneras, para poder generar en el espectador una amplia perspectiva acerca de la casa.

Que la cámara esté a la altura de los ojos

Este es otro punto importante. Para que las personas puedan tener una buena y correcta perspectiva y visión acerca de la casa, es importante que las fotos que saques lo hagas a la altura de tus ojos. Es decir, a una altura normal. Esto se debe a que es la única manera de dar cuenta mediante las fotos de las verdaderas proporciones de la casa.

Si tenés patio, buscá el Sol

Esto puede ser una obviedad, pero muchas personas lo olvidan. Si la casa cuenta con un patio o ambiente exterior, para lograr una mejor impresión en los espectadores, lo ideal es sacar las fotos durante días soleados.

¿Cómo descubrir problemas en un departamento?

Cuando estamos por mudarnos a una nueva casa, es común que nos dejemos guiar por factores importantes como los servicios del lugar, su estética, su ubicación, entre otros. Sin embargo, aunque pueda parecer tediosos al principio, es muy importante prestar mucha atención, afilar correctamente los ojos, para descubrir cualquier problema que el departamento al que estamos por mudarnos pueda llegar a tener.

Y es que descubrir este tipo de cosas con tiempo puede representar la oportunidad de no adelantarnos a la decisión y pensarla mucho más o, también, establecer algún tipo de acuerdo para los arreglos.

Descubrir elementos ocultos de un departamento

Es frecuente que se den casos en los que los propietarios de los departamentos decidan omitir algunos problemas que estos puedan llegar a presentar. Esto puede ser un grave problema para la persona que se está mudando. También puede ser un problema menor, algo tonto y fácil de resolver, pero es necesario que lo sepamos.

Por eso, te vamos a ofrecer algunos tips y consejos a seguir para que puedas afilar bien el ojo y descubrir cualquier tipo de problema que pueda existir en el que estás esperando que sea tu próximo departamento.

Examinar las aperturas

Hay quienes consideran que ponerse a mirar las aperturas puede ser un poco exagerado. Pero esto es importante para dar cuenta de si están en buen estado. Al mismo tiempo, alrededor de los marcos de las ventanas y de las puertas es donde más tiende a acumularse la humedad. En este sentido, si hay humedad, también es preferible saberlo antes de tiempo.

Visualizar las cerraduras

Este es otro elemento fundamental. Y es que no se trata de ingresar en la nueva casa un día y encontrarnos con que tenemos que llamar de urgencia a un cerrajero porque estas no funcionan correctamente.

Mirar el estado de las cañerías

Algunas personas no se animan a tomarse estos atrevimientos porque consideran que el propietario puede llegar a considerarlo ofensivo. Sin embargo, tener cañerías en mal estado puede representar un problema muy grande y muchos aún más grandes gastos económicos para su reparación.

En este sentido, es muy importante tomarse el tiempo de abrir todas las canillas, para ver que ninguna pierda, que el agua caliente funcione, que la fría también, entre otros factores. Además, debemos prestar atención a los distintos componentes del baño y ver cómo funciona el agua en cada uno de ellos.

Otro dato importante puede ser preguntar al dueño si se han llevado a cabo refacciones en el tiempo reciente en lo que refiere al agua.

¡Mucha atención al gas!

El gas no es solamente algo que abrimos eventualmente cuando vamos a cocinar. Es importante y necesario en toda casa, como así también su buen funcionamiento. En este sentido, problemas de pérdidas de gas pueden contraer un muy importante riesgo para la salud de las personas que habiten en la casa, como así también un riesgo de explosión por inflamación.

Es entonces cuando nos damos cuenta de que es muy importante prestar toda la debida atención y el debido tiempo a revisar todo lo que refiere al gas: el funcionamiento de las hornallas, la cantidad de bocas de gas, el hecho de si hay o no pérdidas.

Tips para la mudanza

Mudarse a una nueva casa puede ser muy emocionante. Significa cambiar de vida, conocer un nuevo sitio, empezar de nuevo. Sin embargo, muchos son los problemas que pueden tener lugar durante la mudanza y que pueden generarnos un estrés que no necesitamos cuando de lo que se trata es de un avance en nuestra vida personal.

Por esto, te vamos a dar ahora algunos tips a tener en cuenta para que puedas tener una mudanza organizada y sin problemas ni dolores de cabeza.

Antes de comenzar la mudanza, leé estos consejos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar una mudanza, es que es esta la instancia perfecta para hacer una buena limpieza. Y es que, con los años, uno va acumulando cosas que considera que va a necesitar en el futuro pero que, en realidad, ese futuro nunca llega. Por eso, el momento de dejar todo y empezar de nuevo es perfecto para sincerarnos y decidirnos a tirar, donar o regalar todo aquello que realmente no vamos a usar en la nueva casa y así ahorrar mucho espacio desde el comienzo.

Una vez que tomamos esa decisión, es momento de comenzar a guardar toda la casa en cajas.

Contar con todos los materiales

Este puede ser uno de los pasos fundamentales y que poca gente hace al comienzo de una mudanza. Por lo general, se tiende a emocionarse y comenzar a sacar cosas de sus lugares, antes de contar con todos los materiales que vamos a necesitar para poder empaquetar todo.

Lo ideal es que el primer paso sea el de prestar atención a contar con todo lo que vamos a necesitar. Por ejemplo, podríamos intentar calcular la cantidad mínima de cajas que necesitamos y conseguirlas, antes de cometer el error de comenzar a desordenar las cosas. También necesitamos cinta, tijeras y todos los elementos necesarios para el embalaje, incluso de cosas delicadas.

Otro de los elementos necesarios que no nos puede faltar en una mudanza es un buen fibrón, que nos ayude a anotarnos qué es lo que hay en cada caja. En este sentido, podemos también armar una planilla, en la que anotemos todo, para que luego no necesitemos ir revisando caja por caja.

Organizar todo lo necesario previamente

Pero no se trata solamente de contar con todas las cajas y la cinta necesarias. También, tenemos que tener a mano todo lo que vamos a necesitar ese día. Por ejemplo, es posible que necesitemos quedarnos en un hotel o en la casa de un familiar el día de la mudanza. En este sentido, es importante que haya una reserva o un previo aviso, para garantizar que todo salga correctamente.

También, por ejemplo, si tenemos mascotas, podemos hablar previamente con el veterinario, para que todo esté en orden.

Algo que no nos puede faltar organizar es la documentación. Si necesitamos hacer papeles antes de la mudanza, estos tienen que ser el paso número 1.

Armar una valija con lo indispensable

Por lo general, cuando se comienza con el proceso de mudanza se guarda todo en cajas. Sin embargo, los primeros días en una nueva casa tienden a ser un caos y no nos vamos a poner a desarmar todas las cajas juntas cada vez que necesitemos algo de uso indispensable.

Por esto, es importante armar una valija para cada persona de la casa, en la que se incluyan los elementos imprescindibles, como es el caso del cepillo de dientes, jabón, papel higiénico, una muda de ropa, entre otras alternativas de primer uso.

Ordenar la casa que estamos por dejar

Sabemos que por lo general, durante una mudanza, la vivienda actual tiende a ser un verdadero desastre. Sin embargo, tener la casa ordenada es una de las mejores maneras de garantizar que el proceso de la mudanza pueda desarrollarse de forma fluida y sin pérdidas innecesarias de tiempo.

Una de las formas más útiles de garantizar esto puede ser dejando libre un pasillo o una parte que se encuentre cerca de la puerta. De esa manera, se pueden ir colocando allí las cajas que ya se encuentran armadas, para que el traslado al camión de la mudanza sea mucho más rápido y fluido.

Empezar en embalaje

Llegó el momento de comenzar a colocar todo en sus correspondientes cajas. Pero no se trata solamente de comenzar a tirar cosas dentro de estas. Es importante incorporar un buen criterio para optimizar al máximo el espacio de las cajas y que nada se rompa.

Una buena manera de empezar es guardando los libros y otros objetos pesados dentro de cajas chicas. De todas maneras, es importante tener cuidado de no llenarlas de más, debido a que así pueden romperse.

Para guardar todo aquello que sea frágil, es importante garantizar la cobertura. Para ello, en la etapa anterior de obtener todos los materiales tenemos que añadir el plástico de burbujas, que es el que va a hacer que las cosas no se golpeen y se rompan.

Otro detalle que tenemos que tener en cuenta es que, si quedan espacios vacíos o con aire en las cajas, los objetos pueden romperse. Por eso, en caso de que esto ocurra, esos espacios deben ser completados con papel de diario u otro elemento que pueda cumplir esa función.

Organizar por habitación

Si bien esto es poco frecuente, es una buena estrategia que a muchas personas les brinda excelentes resultados. Se trata de clasificar las cajas y las cosas que llevan dentro según el cuarto de la casa en el que irán. Por ejemplo, colocar en cajas todo lo que sea de cocina, colocando ese rótulo.

Todo lo grande, desarmado

Esta puede ser una tarea tediosa, pero es importante que todo aquello que sea grande, sea guardado desarmado. Se pueden colocar las partes pequeñas de esos objetos dentro de bolsas con cierre, para que nada se pierda. Pero algo grande armado puede ocupar mucho espacio que necesitamos, como así también puede romperse.

 

Los mencionados con anterioridad son algunos consejos que recomendamos tener en cuenta en el momento de llevar a cabo la mudanza a una nueva casa, para que todo pueda resultar a la perfección.

 

¿Alquileres amueblados o vacíos?

En la actualidad, al momento de alquilar una vivienda, hay que prestar atención a una gran diversidad de factores, debido a la gran variedad de opciones que se nos presentan. En este sentido, vamos a continuación a hablar acerca de una duda que tiende a confundir a muchos futuros inquilinos: el alquiler ¿amueblado o vacío?

Los beneficios de cada tipo de alquiler

No se puede determinar una sola respuesta, en la que se diga que es mejor una alternativa o la otra. Esto se debe a que la elección se verá considerablemente condicionada por los objetivos, la proyección a futuro, las necesidades y capacidades de cada persona en particular. En este sentido, algunos de los elementos que ayudarán a una persona a determinar cuál de estos tipos de alquiler le resulta conveniente, tienen que ver con la duración que el contrato de alquiler vaya a tener, la disponibilidad de muebles con que cuenta previamente el inquilino, el grado de liquidez con que se cuente para poder afrontar una posible compra de muebles, entre otros.

Hablemos de los alquileres amueblados

Lo primero que se puede destacar en lo que tiene que ver con las viviendas amuebladas, es que permiten ser habitadas de forma mucho más cómoda desde el primer momento. Esto se debe a que se ingresa directamente en un ambiente que cuenta con todo lo necesario para ser habitado.

Generalmente, este tipo de alquiler es más conveniente para las personas que buscan vivir por plazos relativamente cortos de tiempo en un sitio. Lo suelen buscar las personas que piensan que pueden cambia de trabajo o terminar una carrera en el corto a mediano plazo y no desean afrontar gastos siderales que implica la compra de mobiliario para un sitio que planean dejar.

Por otra parte, los alquileres amueblados son una excelente alternativa para las personas que están buscando una vivienda que se pueda compartir. Esto tiene que ver con que de esa manera preexiste un estilo en los muebles con relación a la casa en general, no debiendo ponerse en disputa los gustos de cada uno de los inquilinos.

Acerca de los alquileres vacíos

Por su parte, aunque no es excluyente, este tipo de alquileres suele ser más eficaz para quienes planean quedarse en una vivienda por períodos más largos de tiempo, siendo considerablemente más estables. En este sentido, las personas pueden colocar los muebles a su gusto, generando su propia decoración y colocando en la vivienda la que sería su impronta personal y sus gustos. Además, si no se tienen intenciones de irse del sitio por un largo plazo del tiempo, el hecho de contar con un departamento o casa vacía lo que provee es la posibilidad de ir adaptando ésta a los cambios que se puedan dar en la vida del inquilino, entiéndase la posibilidad de una convivencia o la conformación de una familia.

Por su parte, para quienes cuentan ya con cierta disponibilidad de mobiliario en su casa anterior antes de pasar a alquilar, un alquiler vacío ofrece la posibilidad de ahorrar dinero de la compra de muebles pudiendo trasladar muebles del domicilio anterior.

 

Tené esto en cuenta antes de alquilar por primera vez

Es muy frecuente, cuando se está pensando en alquilar, que se tienda a pensar solamente en cómo es el departamento o la casa en cuestión, dónde se encuentra ubicada, acceso a qué tiene, entre otros. Sin embargo, son muchos más los factores que debemos consultar y a los que debemos prestar fundamental atención para poder realizar nuestra mudanza con seguridad y certezas.

A continuación, te vamos a contar acerca de diferentes factores a los que es muy importante que prestes atención para poder alquilar sin problemas.

Prestá atención a estos elementos y mudate con tranquilidad

Al mudarse, no basta con prestar atención al precio. También debemos ser conscientes acerca de otros factores que acompañarán nuestra mudanza y que se facilitarán considerablemente y nos harán sentir con mucha más seguridad si los tenemos en claro. Veamos cuáles son.

¿Habrá incremento en el valor del alquiler?

Si bien no todas las viviendas cuentan con el mismo margen de incremento en el precio del alquiler, en la actualidad, el mismo ronda por cerca del 30% anual. Si bien es cierto que el inquilino no puede por lo general modificar estos términos, sí es importante conocerlos antes de acceder a una vivienda, para poder calcular correctamente la cantidad de dinero que será destinada a ella y cuál es el margen que quedará disponible para otro tipo de gastos necesarios.

También es posible acceder a contadores que nos asesoren en este aspecto, a fin de tener seguridad respecto al presupuesto con el que contamos.

¿Cuáles son las obligaciones con que cuenta cada una de las partes involucradas en el alquiler?

Como sabemos, cuando alquilamos son dos las partes fundamentalmente involucradas: el propietario y el inquilino o futuro inquilino. En este sentido, hay una serie de factores que nos pueden hacer sentir mayor seguridad al momento de alquilar. Lo recomendable es:

  • Hablar con el propietario acerca de las diferentes posibilidades que éste nos ofrece para realizar modificaciones sobre la vivienda;
  • Constatar que sea el dueño de la propiedad la persona que lleve a cabo el proceso del alquiler;
  • Verificar que el propietario se tome la tarea de entregar la vivienda en perfectas condiciones y que cualquier tipo de desperfecto sea informado previamente.

¿Qué es lo que corresponde, como inquilino, pagar?

Otro factor fundamental a tener en cuenta antes de mudarse tiene que ver con qué es lo que al inquilino le corresponde pagar y lo que no. En este sentido, podemos aclarar que la inmobiliaria no puede exigir un pago que supere el 4.5% de la totalidad del precio del contrato. Otro de los cargos que le corresponde al inquilino es el que se corresponde con las expensas ordinarias.

Por su parte, pagos como el de las expensas extraordinarias y el ABL le corresponden especialmente al propietario.

 

Sobre los créditos hipotecarios UVA

Los créditos hipotecarios UVA han generado mucho revuelo en los medios de comunicación y en el sistema inmobiliario. Por eso, es importante conocer en profundidad de qué se trata.

¿En qué consisten los créditos hipotecarios UVA?

Los créditos hipotecarios UVA constituyen un préstamo inmobiliario que es ajustado por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). Estas, son una unidad de medida que fue creada por el BCRA a fin de fomentar el crédito hipotecario.

El coeficiente al que se le ha brindado el nombre de UVA se encarga de ajustar el valor de las cuotas y el capital del crédito hipotecario que fue otorgado en función de la inflación. Además, según cada tipo de banco, estos créditos cuentan con una tasa nominal anual de entre el 3,5% y el 7%.

Algo que se ha destacado en el mercado respecto a estos créditos, es lo que tiene que ver con la cuota inicial, la cual es mucho más accesible que las cuotas iniciales frecuentes para los créditos inmobiliarios.

Como ocurre con los créditos de esta índole, es necesario para acceder a ellos contar con ingresos fijos que sean demostrables. Para ello, se puede trabajar como empleado inscripto, como así también como monotributista o autónomo.

Ventajas y desventajas de los créditos hipotecarios UVA

Importantes han sido las repercusiones que se han sostenido a partir del anuncio de los créditos hipotecarios UVA. Por eso, vamos a comentar a continuación acerca de las diferentes ventajas y desventajas que se han encontrado respecto a los mismos.

Las ventajas

Entre las principales ventajas que se han destacado acerca de los créditos hipotecarios UVA, podemos encontrar las siguientes. Por un lado, lo ya mencionado acerca de la cuota inicial. Cierto es que, en los créditos hipotecarios UVA, la cuota inicial tiende a tener un valor que apenas alcanza a ser un tercio del de una cuota inicial de un crédito hipotecario tradicional.

En segunda instancia, algunos profesionales aseguran que las cuotas más bajas (en relación con los montos de los créditos tradicionales) permiten que personas de ingresos más bajos accedan a créditos de montos más altos.

Otra de las ventajas tiene que ver con que estos créditos nuevos incluyen una cláusula a partir de la cual se obliga al banco a extender los plazos en caso únicamente de que el cliente lo solicite, pudiendo volverse a financiar hasta el 25% del monto que constituye el préstamo.

Las desventajas

Por su parte, son diversas también las desventajas que se han destacado acerca de estos créditos. Por un lado, podemos mencionar una de las más importantes, que tiene que ver con que el monto de cada una de las cuotas y del capital del préstamo son actualizados con la inflación. Esta es una de las principales desventajas de los créditos hipotecarios UVA si se los compara con la cuota a tasa fija de los créditos tradicionales.

Otra de las desventajas tiene que ver con que todo cliente debe contar con al menos entre el 25% y el 30% del dinero del valor total de la vivienda, ya que ese monto definitivo no se encuentra contemplado en el préstamo.

 

Tendencias en decoración para el 2018

Un nuevo año está por comenzar y es el momento en el que las esperanzas y las energías se renuevan, para recibir de éste lo mejor que tenga para ofrecernos. Claro está que, en ocasiones, los cambios internos vienen acompañados de deseos de renovar los ambientes que nos rodean, colocar en ellos nuestros gustos y nuestra esencia.

Teniendo esto en mente, te vamos a contar a continuación acerca de las principales tendencias en decoración que se estiman para el año 2018, para que puedas encontrar inspiración para renovarte con lo mejor, tanto a vos como a tu hogar.

Decorá tu casa con estas tendencias

Hace algún tiempo atrás, conocer las tendencias en decoración hubiera sido mucho más difícil. Hoy en día, con los desarrollos tecnológicos, podemos hablarte acerca de ellas, para que puedas contar con la información suficiente para dar a tu hogar un aspecto completamente nuevo. Y, especialmente si estás pensando en mudarte, que puedas imprimir al nuevo hogar tu esencia y tus gustos.

Tendencias en colores

El color es uno de los elementos fundamentales cuando de decoración se trata. Este, puede hablar de la energía que queremos brindarle a cada espacio de la casa en particular y cuáles son nuestros intereses.

Para el año 2018, una de las tendencias fundamentales en materia de color para la decoración tiene que ver con la paleta de colores cálidos y colores tierra. Colores rojizos, marrones claros, terracota y bronce se encuentran presentes en muchas paredes y muebles para el próximo año.

Generalmente, los colores cálidos tienden a ofrecer una sensación de estar en un verdadero hogar, de comodidad respecto al entorno que se está caminando. Se trata de colores que imprimen un sentir más familiar, más acogedor para todos los visitantes que llegan a la casa.

Los salones

Salones o living, estamos hablando del espacio de la casa en el que recibimos las visitas y en el que pasamos la mayor parte del tiempo que dedicamos al ocio en el interior de la casa. Por esto, que la decoración del living hable de nosotros es algo muy importante, tanto para quienes vendrán a pasar tiempo con nosotros como para nosotros mismos, que somos los que vamos a querer disfrutar de este ambiente cuando tengamos oportunidad.

Para este año que se viene, algo que se ha puesto en tendencia en este ambiente de la casa tiene que ver con las formas geométricas y las orgánicas. Dentro de lo que se conoce en decoración como formas orgánicas, podemos referir a sillones y mobiliario con forma curva. Por su parte, en las figuras geométricas podemos encontrar gran variedad, incluyendo las rayas y los cuadrados.

Otra importante tendencia que se está difundiendo mucho para diversos ambientes de la casa pero especialmente para el living, tiene que ver con la presencia de plantas. Estas tienen que ser bien elegidas, ya que deben ser plantas que puedan sobrevivir en ambientes cerrados y cálidos. Además, es importante ser sincero con uno mismo y pensar si se va a dedicar el tiempo y la atención necesarios al cuidado de la planta. En caso contrario, es preferible no tenerla.

Las baldosas

En lo que refiere a las baldosas, encontramos una magnífica tendencia, excelente para dar lugar a un estilo rústico y bohemio, como así también para combinar con un estilo más moderno y minimalista, pero con un toque de sentido hogareño. Nos estamos refiriendo a las baldosas de terracota.

Se espera que en este año que llega, los materiales de colores y texturas frías para los suelos sean reemplazados con otros cálidos, como es el caso de las baldosas de terracota. Hoy en día, además, estas pueden conseguirse en diferentes variedades, más o menos rústicas, más o menos ásperas, más grandes o más chicas, etcétera.

Pequeños espacios personales en los que relajarse

Tanto si la casa es de familia como si es para una sola persona, hay una nueva tendencia que tiene que ver con la creación de un espacio particular en la casa, que sea destinado pura y exclusivamente a relajarse y despejar la mente. Nada de computadora, de teléfono ni de nada que nos lleve al trabajo o al mundo exterior, es un espacio personal que tiene que hacernos charlar con nosotros mismos y lograr que podamos despejarnos lo mejor posible.

Algunas ideas para este espacio pueden ser: pequeñas bibliotecas, pequeños parques pero que estén en el interior de la casa, salas de yoga, entre otros.

La cocina

La cocina es uno de los ambientes de la casa más difíciles de decorar. Pero, al mismo tiempo, es el ambiente en el que tendemos a pasar más tiempo productivo cuando estamos en casa.

Para este nuevo año, el mármol sigue siendo uno de los materiales por excelencia, preferido por la mayor parte de los compradores. Una de las diferencias fundamentales que podemos encontrar en lo que refiere al nuevo año, tiene que ver con que se apunta al diseño de un mármol mucho más discreto que el que estamos habituados a ver en hoteles y en otras casas. Se apunta a mesadas de mármol que sean más delgadas, pudiendo incluso proceder a ocultar sus bordes en los límites de los muebles de cocina.

Otra de las propuestas que ha estado ganando peso hacia fines del 2017 y que se estima que tendrá mucho interés en el nuevo año en lo que refiere a la decoración de la cocina, es elegir una cocina en su totalidad negra. Este color negro puede ser utilizado tanto en piezas de metal o de acero, como en madera pintada de ese tono.

El baño

Para los baños, no sólo los colores ciruelas y violetas han ido ganando peso para este nuevo año, sino que se empiezan a buscar cada vez más las bañeras, totalmente separadas de la ducha, para hermosos baños de inmersión.

También se buscan cada vez más los espejos redondos y pequeños pero en grandes cantidades para el baño.

 

Si estás pensando en mudarte, sea que vayas a alquilar o a comprar una nueva casa, o si simplemente querés renovar el espacio en el que pasás la mayor parte del día y que te alberga, tené en cuenta estas tendencias de decoración para el año que se viene.

¿Cómo mirar para encontrar el mejor departamento?

Muchas veces cometemos el error de creer que elegir un departamento es una tarea fácil y muy rápida. Por esto, solemos comenzar antes de tiempo a hacer los planes de la mudanza y a proyectarnos a nosotros mismos en ese espacio que, estamos seguros, nos albergará muy pronto.

Sin embargo, la tarea de encontrar un departamento adecuado para alquilar es mucho más compleja de lo que en realidad parece.

¿Qué veo cuando busco un departamento?

Un problema que la mayor parte de las personas que buscan por primera vez un departamento tienen, tiene que ver con qué es lo que se debe mirar primero y a qué prestar mayor atención.  Se trata de un error muy frecuente en todos los compradores y los inquilinos que son primerizos en esto. Pero, saberlo, es importante para poder tomar de la forma correcta este tipo de decisiones tan importantes.

El primer consejo que podemos darte en relación con esto, tiene que ver con tener bien en claro cuáles son las condiciones y recursos con que contamos, como así también cuáles son nuestras necesidades, nuestros deseos y expectativas.

En segunda instancia, podemos recomendarte que observes qué es lo que puede ser modificado y qué no acerca de cada departamento que mires. Esto tiene que ver con que es posible que encuentres ciertos problemas o detalles que puedan no gustarte acerca de un espacio. Sin embargo, si los mismos son posibles de modificar, es posible que no sea necesario que lo veas como un problema. A lo que se debe prestar fundamental atención antes de tomar una decisión acerca de un departamento es a esos detalles y elementos que no pueden ser modificados y que van a condicionar nuestro estilo de vida y nuestro bienestar en el interior del espacio.

Mirar todo aquello que no puede ser modificado

Exactamente en esos términos, lo que te recomendamos que mires con mayor atención es todo aquello de un inmueble que no puede ser modificado. Vamos a contarte cuáles son esas cuestiones.

La ubicación del lugar

Podría pensarse que este punto es muy obvio, pero a la hora de elegir un departamento debemos pensar correctamente si nos gusta de verdad la ubicación del inmueble que estamos mirando y si nos resulta conveniente y cómoda para nuestra vida cotidiana y nuestras actividades de todos los días. Sería un problema acabar eligiendo un departamento cuya ubicación pueda próximamente ser un problema.

Algo que debemos tener en cuenta si queremos mudarnos en el interior de la Ciudad de Buenos Aires, tiene que ver con el subte. Los departamentos que se encuentran cercanos a una estación del mismo tienden, en esta ciudad, a ser mucho más cómodos que los demás. Sin embargo, algo que a muchos inquilinos con bajos recursos puede llegar a molestar es que tienden los mismos a ser un tanto más costosos económicamente.

También es importante pensar cuáles son los proyectos que se tienen en el largo plazo y qué es lo que se desea poder hacer y disfrutar. Por ejemplo, en este sentido, puede ser importante informarse acerca de la cercanía de escuelas, de restaurantes, de bares, de museos y lugares culturales, de parques, entre otras alternativas.

Hay futuros inquilinos o compradores que, en tanto la ubicación, se sienten también interesados por la cuestión de la seguridad. En este sentido, se puede consultar con los vecinos de la zona y sus comerciantes, para conocer en detalle los manejos del barrio y si los casos de delincuencia son frecuentes o no.

Las condiciones del edificio

Puede gustarnos mucho un departamento, pero no el edificio. Esto también es altamente frecuente. Por esto, al momento de ir a visitar un lugar, nuestra vista tiene que comenzar a estar atenta desde la puerta de entrada del edificio, ya que éste también va a condicionar nuestro estilo de vida. Empezar a mirar bien solamente cuando ya estamos ingresando en el departamento puede ser un problema a futuro.

Algunos elementos fundamentales a los que podemos prestar atención en lo que al edificio refiere, tienen que ver con su estructura (para dar cuenta de su antigüedad), sus ascensores (para ver si los muebles que debemos trasladar caben en ellos y en qué estado se encuentran) y lo referido al ruido.

¿Hacia dónde mira nuestro departamento?

Esto tiende a pasar como un detalle menor al que muy pocas personas en realidad prestan atención al momento de buscar un departamento, ya sea para comprar o para alquilar. Sin embargo, es un factor importante y te vamos a contar por qué.

Básicamente, la orientación del departamento es la que va a determinar la cantidad de luz y de calo que ingrese al mismo durante las diferentes épocas del año. Esto es importante tenerlo en cuenta también cuando vayamos a calcular los costos. Por ejemplo, si el departamento tiene una orientación que lo vuelve oscuro o demasiado caluroso durante el verano, es posible que tengamos gastos más altos de electricidad para satisfacer esas necesidades.

Los sonidos que se escuchen

Aunque muchas personas puedan llegar a pensar que ésta sería una actitud un tanto molesta, es muy útil visitar el departamento en diferentes horarios del día y en diferentes días (día de semana y fin de semana) para conocer los ruidos que hacen los vecinos en los diferentes momentos, cuánto estos se escuchan y cuánto puede llegar ello a molestarnos en el largo plazo.

En lo que refiere al ruido, se puede también preguntar acerca de la presencia de niños en edad escolar dentro del edificio. También, puede ser muy importante consultar si se utilizan departamentos como oficinas, lo que podría llegar a determinar que exista un flujo alto y constante de personas, al menos durante los días de la semana.

 

Esperamos que, teniendo en cuenta estos consejos, puedas encontrar el mejor departamento para vos.

Consejos para mejorar la mudanza con los niños

Si somos personas que viven en familia, hay algo que nos preocupa por sobre todas las cosas cuando estamos decidiendo mudarnos: el bienestar de nuestros hijos. Por eso, a continuación vamos a brindarte algunos consejos a tener en cuenta al mudarse con chicos, para garantizar que este momento no sea incómodo ni perjudicial para ellos y que sea una situación amena y llevadera.

Aliviar el momento de la mudanza

Sabemos que todo proceso de mudanza implica necesariamente situaciones diversas de estrés para sus implicados. Pero algo que debemos tener en cuenta es que los niños son quienes más sufren en este tipo de circunstancias. Esto tiene que ver con que un cambio de hogar representa, en realidad, un cambio sustancial en el estilo y las formas de vida, que no cualquiera está preparado para afrontar sin problemas. Asimismo, la misma tarea de resolver la mudanza puede llegar a ser verdaderamente estresante para todos.

Hay diferentes factores que alteran definitivamente la forma en que se vive y se percibe el momento de la mudanza. El primero tiene que ver con la edad que estén transitando los niños que pasan por ella. Mientras más pequeños son, más fácil resulta la mudanza, ya que no han establecido todavía vínculos fuertes en su entorno de inserción. En cambio, cuando se trata de niños que están cursando ya la pre-adolescencia o la edad escolar, esto puede ser mucho más difícil para ellos.

Otro factor que influye seriamente en la forma en que se siente una mudanza tiene que ver con los motivos que llevan a la misma. Es probable que se tome mejor y con más entusiasmo este proceso si el motivo de la mudanza tiene que ver con pasar a vivir en un sitio mejor, más amplio, más cerca de seres queridos o con mayores niveles de acceso a los deseos, tanto de los adultos como de los niños de la casa. Por el contrario, si la mudanza se produce como consecuencia del fallecimiento de una persona cercana o por consecuencia de problemáticas de índole financiero, esto puede resultar más incomprensible para los niños, haciendo el procedimiento mucho más difícil.

Entendiendo lo difícil que estos elementos pueden llegar a tornar el momento necesario de la mudanza, vamos ahora a darte algunos consejos para que puedas reducir los efectos negativos que la misma puede llegar a tener sobre los niños, logrando que el proceso sea mucho más ameno y menos perjudicial para todos.

Consejos para una mudanza mejor

Comunicarse

El primer consejo que podemos darte al respecto tiene que ver con la comunicación. Como ya hemos dicho antes, es posible que el mejor momento para mudarse en familia sea cuando los niños todavía son bebés, ya que no serán capaces de percibir los cambios. Sin embargo, para los niños más grandes y que han estado ya desarrollando sus espacios de sociabilidad, esto puede ser más difícil. Por ello, una buena comunicación entre toda la familia es fundamental para que el niño pueda comprender los motivos de los cambios.

Algo muy importante en este sentido es no comentarles a los niños el tema de la mudanza cuando el momento ya está cerca, sino desde el tiempo de su decisión. Esto es necesario para que los mismos puedan procesar los hechos y darse tiempo para adaptarse a la idea. Al mismo tiempo, es fundamental que los niños no crean que se les está ocultando algo que, en realidad, es importante para ellos.

Estar calmados

Sabemos que los niños tiene facilidad para absorber las energías que se transmiten a su alrededor. Por eso, es muy importante que los padres puedan mantener la calma respecto a la mudanza, para que el niño se altere lo menos posible. Si nosotros estamos calmados, es probable que reduzcamos las posibilidades de que los niños se alteren más de la cuenta.

Hablar de todo

En línea con la necesidad de comunicarse correctamente y de estar calmados, es importante ser sinceros con los niños y poder contarles acerca de los aspectos positivos de la decisión que se está tomando y sus honestos motivos. Por ejemplo, si los niños tienen afinidad a mascotas que van a poder trasladarse con ellos a la nueva casa, es muy importante resaltar estos, para dar una alegría y quitar un problema de sus mentes. También se les puede aclarar que una mudanza no implica perder sus juguetes y, en caso de que las distancias no sean demasiado grandes, puede ser de gran utilidad remarcar que no representa tampoco una necesidad de perder a los amigos que se han construido en los entornos frecuentes de sociabilidad.

Una buena manera de hacer que este procedimiento sea un poco más sencillo es informarse acerca de las cualidades del nuevo lugar y del nuevo entorno del mismo, para poder transmitirlas a los niños. De esa manera, tendremos respuestas a sus necesidades y sus gustos, pudiendo incluso llegar a generar entusiasmo en ellos.

Que estén lejos del proceso

Si bien es cierto que, llegados a este punto, el niño ya sabe que va a mudarse, sabe las virtudes del nuevo lugar y conoce las consecuencias de los hechos, estar en el momento de locura y desorden de la mudanza puede ser muy estresante para él. Por esto, puede ser muy útil que durante el día de la mudanza este se quede con algún familiar con quien tenga confianza y pueda cuidarlo, para que no tenga que estar en el medio de todo el escándalo y el estrés de sus padres.

Dejar listo el que será su espacio

Si bien es cierto que muchas personas rechazan esto por la cantidad de trabajo que podría llevar en el momento de la mudanza, una excelente manera de lograr la adaptación de los niños puede tener que ver con que lleguen a la nueva casa teniendo ya su dormitorio preparado, perfecto para él.

Conocer el territorio

Es muy importante que un niño que acaba de mudarse emprenda rápidamente el proceso de conocer el barrio en el que va a vivir, los lugares a los que tiene acceso, las actividades de las que pueda disfrutar, sus vecinos y la que será su escuela.

Al momento de mudarte con tus hijos tené en cuenta los consejos que te mencionamos con anterioridad, para que puedas hacer de este momento la situación más amena posible.