La importancia de evaluar el baño y la cocina antes de alquilar

Alquilar una nueva casa es una decisión muy importante. Al hacerlo, colocamos nuestras expectativas y nuestros sueños a disposición del trayecto a recorrer. Por eso, es muy importante prestar atención a todas las características de una casa. Evaluarla correcta y completamente es lo que nos va a permitir determinar si se trata efectivamente del lugar en el que queremos estar, del lugar que sirve a nuestros intereses y que va a brindarnos la comodidad y el bienestar que necesitamos.

En esta ocasión, vamos a hablar acerca de dos partes fundamentales en toda casa. Partes de cuyo estado dependerá en gran medida el dinero que debamos invertir y la comodidad efectiva con que podamos vivir. Se trata del baño y de la cocina. Vamos a ver por qué es tan importante prestar atención a estos dos lugares cuando estamos mirando casas en alquiler. Continue reading “La importancia de evaluar el baño y la cocina antes de alquilar”

¿Por qué crecen los alquileres temporarios?

Dentro del rubro de las inmobiliarias, hay un nicho que ha ido creciendo considerablemente con el paso del tiempo. Nos estamos refiriendo a los alquileres temporarios. Pero ¿cuál es la razón de este crecimiento? Es eso lo que vamos a ver a continuación.

Los alquileres temporarios siguen en aumento

Son cada vez más los inmuebles que se encuentran vacíos pero disponibles para habitar. Es entonces que aparecen en aumento los alquileres temporarios. Estos, consisten en viviendas puestas en alquiler por sus dueños, por tiempo determinado, con todos los servicios y mobiliarios preparados para que las personas puedan mudarse de manera prácticamente inmediata, sin necesidad de invertir dinero en demasía ni de contar con papeles que les son exigidos en otros tipos de alquileres.

¿Por qué aumentan?

Muchas son las razones que justifican que aumente la demanda de alquileres temporarios. Una de ellas tiene que ver con el papelerío. En este sentido, mientras en los alquileres tradicionales a los inquilinos les son exigidos diferentes tipos de papeles, garantías y documentos, en los alquileres temporarios esto no sucede, debido a que se trata de estancias más flexibles y durante menores plazos de tiempo.

En segunda instancia, los alquileres temporarios son ideales para las personas que llegan al país provenientes del exterior. En general, son buenos para quienes vienen por trabajo, por turismo, por un intercambio académico o directamente para estudiar. Se trata de una manera eficaz de mudarse de manera inmediata, ahorrándose pérdidas de tiempo y grandes mudanzas.

Siguiendo esta línea, los estudiantes adoran los alquileres temporarios ya que no les obligan a quedarse durante demasiado tiempo en un lugar. Además, es una excelente posibilidad para irse a vivir a un lugar, contando con todo lo necesario para tener comodidad y confort, pero sin necesidad de andar gastando dinero en muebles que luego quizás no sean sencillos de trasladar o que obliguen a una persona a quedarse en el mismo espacio.

Se deriva de esto que en los alquileres temporarios las personas pueden mudarse con una simple valija con su ropa, sin necesidad de mucho más, estando igualmente cómodas y con todo lo necesario a disposición.

¿En qué sectores?

Si bien son cada vez más buscados, es claro que los alquileres temporarios no son lo ideal para todos los casos. Para aquellas personas o familias que buscan establecerse en un lugar fijo por un tiempo, pero no tienen posibilidad de comprar, lo mejor va a ser un alquiler tradicional.

Por esto, los alquileres temporarios son fuertemente buscados por personas del Interior del país, que llegan a la Ciudad de Buenos Aires por cuestiones laborales o de estudio. Son también muy buscados por personas del extranjero que llegan por trabajo o para finalizar sus carreras. Y, además, son muy demandados en cuestiones relacionadas al turismo.

Alquileres temporarios, una experiencia en sí misma

La tendencia por apostar a los alquileres temporarios es algo que había tenido su punto de inicio -popularizándose con rapidez- en países de Europa y en Estados Unidos. Pero hoy, es algo que ha llegado y se está instalando con gran fuerza en la República Argentina.

¿Por qué elegimos los alquileres temporarios?

En primera instancias, especialistas aseguran que el hecho de estar en un alquiler temporario constituye una gran experiencia en sí misma. En ocasiones, la experiencia se reduce singularmente a lo que vamos a hacer a un lugar determinado. Pero el alquiler temporario mejora y potencia esto. Esto no tiene que ver esencialmente con las condiciones que pueda presentar cada hogar en particular, sino más bien con que es el inquilino quien, además de contar con todas las comodidades que necesita para vivir el día a día, también tiene su llave y las posibilidades de hacer de ese su lugar, por el tiempo en el que vaya a estar ahí.

Si bien es cierto que los alquileres temporarios vienen amueblados y esto responde a determinadas consideraciones estéticas por parte de los propietarios, esto no rechaza que los inquilinos puedan llegar a hacer algunas modificaciones para adaptar el lugar a sus gustos y su personalidad. La diferencia más importante en este punto respecto a los alquileres tradicionales tiene que ver con que prácticamente no se requiere de la inversión de dinero extra para dar dicha personalidad a un espacio.

Pero otro de los grandes beneficios de los alquileres temporarios es el que tiene que ver con los tiempos. Si hay algo que sabemos y que conduce gran parte del interés de los inquilinos, ello tiene que ver con que los tiempos de los alquileres tradicionales tienden a ser mucho más extensos y desgastantes para quienes desean o necesitan mudarse de forma inmediata. Esto no sucede con los alquileres temporarios. En estos, los tiempos son completamente otros, por lo que es posible buscar, encontrar y mudarse en cuestión de solamente unos pocos días.

Otro elemento que vale la pena destacar y que hace a la experiencia singular de los inquilinos que buscan alquileres temporarios tiene que ver con la facilidad de búsqueda. Esto es mucho más sencillo que en los alquileres tradicionales. Se trata simplemente de entrar a un sitio web de confianza o que nos interese y que ofrezca alquileres, elegir, seleccionar país, ciudad, ubicación, si es casa o departamento, algún que otro filtro que nos va a ayudar a facilitar la búsqueda ¡y listo! Elegir. Al mismo tiempo, si se sabe aproximadamente cuánto tiempo se va a permanecer en el alquiler, esto también puede colocarse en el buscador y, de esa manera, acceder a determinadas ofertas especiales.

Hoy en día, ha crecido tanto la demanda de este tipo de alquileres, que es muy variada la oferta de los mismos a la que podemos llegar a acceder. Esto nos permite diversificar nuestras opciones, adaptar el lugar a nuestros gustos y preferencias, al tiempo que cumplir en un espacio con todos nuestros requerimientos. Hoy, los alquileres temporarios se han convertido en una de las experiencias más buscadas por turistas, extranjeros y toda persona que requiera de permanecer un tiempo en un lugar, sea por estudio, por trabajo o por ocio.

Conocé la tendencia por los alquileres temporales

Los alquileres temporales son una tendencia que ha estado creciendo a pasos agigantados con el paso del tiempo. Hoy en día, la tendencia va ganando importantes cantidades de adeptos en diferentes partes de la Ciudad de Buenos Aires, siendo ésta un sitio ideal y elegido por excelencia para vivir por tiempos cortos.

Buenos Aires, lugar por excelencia para los alquileres temporales

Como sabemos, la Ciudad de Buenos Aires es uno de los destinos privilegiados, tanto para llegar de visita como para vivir. Desde hace ya muchos años, es el lugar al que acuden especialmente muchos profesionales que buscan ejercer sus profesiones, como así también jóvenes que están buscando dar inicio o continuidad a sus estudios. En general, son estas personas las que más apuntan a la modalidad de alquileres temporales.

Entre los barrios preferidos de la ciudad para llevar a cabo y buscar este tipo de alquiler, se destacan principalmente diferentes zonas de Palermo y Belgrano. Esto se debe no solamente a las condiciones y servicios de los lugares, sino también a su accesibilidad a transportes. Para quienes requieren o desean de moverse a lo largo y ancho de la ciudad, se trata de barrios que se encuentran perfectamente bien ubicados y cuentan con medios de transporte que permiten a las personas dirigirse hacia cualquier otro punto de la ciudad. Pero eso no es todo. Además, se trata de barrios buscados a mansalva por personas que llegan de otras provincias o del extranjero, como consecuencia de su enorme y imparable oferta cultural, gastronómica, de ocio y entretenimiento. Tanto Palermo como Belgrano son barrios que brillan por sus oportunidades de experimentar verdaderamente lo que es Buenos Aires, su diversidad cultural, su famosa noche. Por si fuera poco, se trata de sitios en los que se puede llegar con facilidad a una gran cantidad de centros y espacios culturales, museos, bares de música, entre otros. Conocer Buenos Aires es pasar por estos barrios. Vivirla, es disfrutarlos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, ha ido creciendo tanto la tendencia de los alquileres temporales, que se ha ido trasladando paulatinamente también a otros barrios a lo largo y ancho de la ciudad. Entre ellos, comenzaron a destacarse también las zonas de San Telmo y de Puerto Madero, como también algunas zonas del centro. Esto nos permite dar cuenta que no tiene que ver solamente con las condiciones específicas de cada barrio, sino que, además, son cada vez más las personas que eligen la modalidad de los alquileres temporales en Buenos Aires.

¿Por qué se buscan los alquileres temporales?

Muchos especialistas y desarrolladores inmobiliarios que están viendo de cerca las preferencias de los llegados por este tipo de alquileres, sostienen que son claras las ventajas de éstos por sobre los tradicionales. Y es que se trata de ofrecerle a la persona que viene a estudiar o a trabajar a la ciudad, la posibilidad de quedarse en un sitio que le ofrece las comodidades de un hotel, pero a un precio mucho menor, para todos los días. Pero también encontramos ventajas para quienes necesitan estadías un poco más largas, debido a que al no ser verdaderamente un hotel pero sí un inmueble en alquiler temporario, el espacio puede adaptarse a los gustos, las preferencias y las necesidades de las personas que van a habitarlo por un tiempo más.

Hoy en día, en la ciudad, muchos de los alquileres temporales se encentran en edificios seleccionados, especialmente cerca de las líneas del subte o de otros medios de transporte fundamentales para moverse sin problemas por la ciudad. Se apunta a la generación de espacios modernos, acogedores, cómodos.

En los alquileres tradicionales algo que tiende a ocurrir es que a los nuevos inquilinos les cuesta poder “sentirse como en casa” con facilidad. Eso es otro tema que viene a salvar el alquiler temporal. Al tratarse en general de inmuebles amueblados y con criterios estéticos que apuntan al confort y la comodidad de los llegados, es sencillo para quien viene de otro lugar sentirse en casa rápidamente y sin problemas. Pero, siguiendo con la diferencia respecto a los hoteles, estos alquileres ofrecen privacidad que sólo se compara con la de un inmueble personal, pero sin perder la posibilidad de interactuar con los vecinos y las personas de la zona, lo que favorece una mayor integración social.

Tips para lograr alquileres con éxito

Tanto cuando se trata de poner en venta una propiedad como cuando se la elige para ser puesta en alquiler, muchas son las dudas que les suelen llegar a los actuales propietarios. Entre ellas, se destaca especialmente la de si será posible conseguir que el proyecto se desarrolle con éxito y sin mayores complicaciones. Teniendo esto en cuenta, vamos a hablar acerca de algunos tips y consejos que se pueden tener en cuenta para sentir mayor seguridad al momento de tomar esta importante decisión, pudiendo hacerlo correctamente y obteniendo de ello excelentes resultados.

Sin miedos, con éxitos

Muchos son los errores que podemos encontrar y que muchas personas todavía cometen cuando quieren promocionar su propiedad. Algunos de ellos tienen que ver con el hecho de sacar malas fotos o con olvidar comentar detalles acerca de la propiedad en cuestión. Pero uno de los más frecuentes y que todavía sucede tiene que ver con olvidar prestar atención al aspecto que la casa tiene cuando la queremos vender o alquilar.

Si bien es cierto que, en general, las personas adaptan los inmuebles a sus gustos y a sus pertenencias, lo que encuentren en la casa y el modo en que lo encuentren cuando se dirigen a verla puede llegar a condicionar fuertemente la percepción que tengan de la misma. Teniendo esto en cuenta, aunque pueda parecer que cosas como la suciedad del momento y el desorden son insignificantes, pueden llegar a generar que una persona no sienta deseos de seguir mirando una casa.

¿Es que la gente piensa que el ambiente no puede verse diferente? No tiene tanto que ver con esto, sino con la visión general que se podría llegar a obtener de un sitio, si los objetos en él se encontraran dispuestos de una mejor manera. Por ejemplo, es frecuente que en la acumulación innecesaria de objetos en diferentes partes de la casa se encuentre un muy fuerte impedimento para visualizar correctamente la cantidad de espacio que tiene un hogar. Ha pasado en muchas ocasiones que los ambientes son mucho más grandes de lo que se puede llegar a apreciar cuando se encuentran atiborrados de muebles y de cosas por todas partes.

Otro de los grandes problemas en el sentido de lo mencionado y que es frecuente también cuando se quiere vender o alquilar una propiedad tiene que ver con la elección de los muebles. Claro está que si se está pensando en dejar en manos de otras personas una propiedad, no se van a cambiar los muebles específicamente para el proceso de su comercialización o puesta en alquiler. Sin embargo, el mal orden o disposición de los mismos puede provocar que las personas que visiten y echen una primera mirada sobre un lugar crean que nada de lo que tienen va a entrar en los ambientes. Más de una vez sucede esto en casas que cuentan con ambientes separados sumamente amplios, pero que no se nota a simple vista como consecuencia del orden de los objetos dispuestos en ellos.

Consejos para evitar problemas contraproducentes

Ya hemos hablado acerca de los muchos inconvenientes con los que podemos encontrarnos si no estamos atentos a las condiciones de la casa al momento de ponerla en venta o en alquiler. Ahora, vamos a hablar acerca de algunos consejos que podemos tener en cuenta para evitar que esto ocurra, de manera sencilla y eficaz.

Generar un calendario de tareas

Claro está que no se está pretendiendo que se dediquen las 24 horas del día al orden y la limpieza de la casa. Esto se debe, además de a que cada persona tiene sus tiempos y sus ocupaciones, a que es más sencillo desistir de una tarea que nos exige sobremanera que de una que podemos adaptar a nuestra cotidianidad. Por eso, una buena idea es crear un calendario en el que dispongamos, acorde a nuestras posibilidades, los días y los horarios en los que vamos a dedicarnos a limpiar y poner orden en la casa.

Algo que debemos tener en cuenta en este punto es que nos va a resultar mucho más simple llevar a cabo estas tareas si ya las tenemos agendadas como parte de nuestra rutina de todos los días, que si debemos recordarlo en cada ocasión. Otra de las ventajas es que si ya nos colocamos la obligación, vamos a evitar las interrupciones, lo que nos va a permitir hacer lo mismo pero en tiempos mucho más cortos.

Una parte por vez

Un error frecuente que se comete cuando se toma conciencia de la importancia de mantener el ambiente en condiciones tiene que ver con querer hacer todo al mismo tiempo y resolver todo a la vez. Esto es prácticamente imposible para cualquiera. Por eso, una buena manera de administrar correctamente el tiempo y, a la vez, de garantizarse que cada espacio quede en óptimas condiciones, tiene que ver con limpiar y ordenar de a un cuarto a la vez.

Debemos mencionar que, si ejecutamos estas tareas de esta manera, es mucho más probable que nos dediquemos exhaustivamente a cada espacio, garantizando que no nos queden partes sin limpiar.

Una fecha límite

Aunque es cierto que a muchas personas en realidad les molesta trabajar bajo presión, también cabe mencionar que, si no se establece una fecha límite para terminar, es muy posible que se vayan pateando las ocasiones en las que nos dediquemos a las condiciones de la propiedad, debido a que nada nos apura. Por eso, para poner el esmero necesario en esta tarea que debe ser vista como una herramienta de inversión, es muy importante determinar fechas límites que nos dejen saber cuándo vamos a dedicarnos a esto y hasta cuándo. De esa manera, es más probable que podamos cumplir con éxito nuestros objetivos.

Ir de a poco, como sea posible

Otro de los grandes problemas que solemos encontrar refiere a las personas que buscan resolver todo de una noche para un día. Esto es imposible y la tangible incapacidad para lograrlo va a hacer que nos frustremos fácilmente. Por eso, debemos recordar que si somos proclives a acumular objetos en exceso, no podemos pretender retirarlos todos de un momento a otro. Todo lleva su tiempo y es parte de un proceso. Pero el primer paso es comenzar.

Los barrios más buscados por los jóvenes

Cuando de mudarse se trata, muchos son los factores a tener en cuenta que condicionan considerablemente nuestra elección. Sin embargo, hay ciertas tendencias ya marcadas que hacen que podamos elegir determinados barrios como el lugar para vivir, antes que otros.

Vamos a ver a continuación los barrios más elegidos por los jóvenes en la actualidad para vivir y qué es lo que los invita a tener esa preferencia.

Caballito

Caballito, ubicado prácticamente en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, se ha convertido en uno de los barrios predilectos para vivir para las personas jóvenes. Uno de los motivos principales de la elección de este lugar tiene que ver con que, debido a su ubicación, cuenta con medios de transporte que nos ayudan a llegar a las diferentes partes de la ciudad, en cortos plazos de tiempo. Hoy en día, vivir en Caballito es prácticamente sinónimo de vivir cerca de algunas de las avenidas, líneas de colectivo y de subte más importantes en lo que a accesibilidad refiere.

Además de esto, Caballito es un barrio muy elegido por ser capaz de mantener su aspecto como tal. Si bien es cierto que vive mucha gente y que hay construcciones en altura, se trata de un sitio en el que todavía se puede disfrutar de tranquilidad en algunos puntos, como así también del maravilloso Parque Centenario, escenario de diferentes actividades musicales, deportivas, artísticas y ferias.

Belgrano

Belgrano es conocido como uno de los barrios más elegantes de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, si bien se tiende a relacionar este lugar con la imagen de las grandes casonas, algunas muy antiguas, también es un sitio que cuenta con una muy importante oferta de casas y departamentos para la compra y el alquiler.

Básicamente, podría decirse que la opción por Belgrano tiende a estar relacionada con que es un lugar que “lo tiene todo”. En este punto, podemos destacar que por su importante Avenida Cabildo pasan diferentes medios de transporte que nos ayudan a llegar a distintos lugares de la Ciudad, como así también del conurbano bonaerense. También, es hogar de una muy buena vida nocturna, gracias a sus bares y sus grandes parques.

Villa Urquiza

Aunque a diferencia de los mencionados con anterioridad, es raro encontrar este barrio en boca de muchas personas, también hay que decir que es un sitio que desde hace ya algún tiempo se encuentra en considerable y constante crecimiento. Teniendo hoy acceso a la línea B del subterráneo de la Ciudad, Villa Urquiza se ha convertido en escenario de muy importantes desarrollos inmobiliarios.

Palermo

Claro está que, si se habla de barrios que son elegidos por los jóvenes para vivir, no podemos dejar de mencionar a Palermo. Es un barrio en el que podemos encontrar el acceso a todo lo que necesitamos, desde transporte hasta servicios, como así también a grandes cantidades de bares, parques verdes y sitios de interés cultural.

Núñez

Podemos decir que el crecimiento que ha tenido el barrio de Núñez, al norte de la Ciudad de Buenos Aires, se ha visto relacionado al crecimiento de sus zonas aledañas. Sin embargo, hoy es uno de los principales centros comerciales de la Ciudad y es objeto de diferentes emprendimientos y desarrollos que apuntan a ofrecer a sus habitantes todos los servicios y accesos que requieren, teniendo un nivel poblacional que va en aumento por la belleza y el tranquilo entorno de sus calles.

¿Es posible perder dinero con un alquiler?

En el mercado de las inversiones, se tiende a pensar que el alquiler de un inmueble es necesariamente una inversión a partir de la cual es imposible perder dinero. De hecho, hay quienes consideran que se trata de una actividad que puede catalogarse como “renta fija”. Sin embargo, aún hoy este tipo de negocio se encuentra calificado como “renta variable”.

Hay que aclarar que sí es cierto que el alquiler de inmuebles es una de las inversiones más seguras. De todas maneras, eso no significa que sea realmente imposible perder dinero en alguna ocasión. Vamos a ver las formas en las que se puede llegar a perder plata con el alquiler de inmuebles.

Los alquileres y sus posibles riesgos

Como decíamos con anterioridad, si bien es cierto que puede ser una inversión segura en el tiempo, apostar a los alquileres puede traer consigo ciertos riesgos si no se tiene cuidado. De eso vamos a hablar en esta ocasión.

Que entre menos dinero del que sale

Claro está que, si entendemos algo de economía, este es uno de los problemas básicos con los que podemos llegar a encontrarnos. Se entiende que estamos perdiendo plata si nos entra menos plata de la que sale mes a mes.

Una manera de que entre menos dinero del que sale puede ser, por ejemplo, que tras un tiempo de alquilar un inmueble, este sea vendido por un monto menor al que fue dirigido para su compra.

Otra de las maneras en que esto puede ocurrir, es colocando un precio de alquiler que sea demasiado alto para el mercado al que corresponde un inmueble determinado. Esto puede llegar a traer consigo una nula oferta por alquilar, lo que en la desesperación puede invitarnos a venderlo antes de tiempo, por el miedo de no haber obtenido dinero fijo en el mes a mes.

Que el inmueble se haya obtenido con dinero prestado

Aunque no son pocos los casos en los que esto ocurre, puede ser un riesgo colocar el alquiler del mismo a precios muy altos. Esto se debe a que, si el inmueble no llega a recibir ofertas de ser alquilado, es posible que se nos vengan encima las fechas de devolución del dinero, sin que hayamos contado con los ingresos necesarios para ello.

En caso de acceder a la compra del inmueble gracias a dinero prestado, una de las mejores formas de garantizarse de poder devolverlo es contando con reservas en el banco para esta tarea.

Estos son algunos de los riesgos más importantes que pueden llegar a tener lugar cuando lo que se busca es adquirir un inmueble para dedicarlo a la renta. Por ello, para evitarlos, hay que tener en cuenta diferentes estrategias de reserva para paliar estos mismos riesgos, sin dejar que representen un problema con el paso del tiempo.

Tips para la mudanza

Mudarse a una nueva casa puede ser muy emocionante. Significa cambiar de vida, conocer un nuevo sitio, empezar de nuevo. Sin embargo, muchos son los problemas que pueden tener lugar durante la mudanza y que pueden generarnos un estrés que no necesitamos cuando de lo que se trata es de un avance en nuestra vida personal.

Por esto, te vamos a dar ahora algunos tips a tener en cuenta para que puedas tener una mudanza organizada y sin problemas ni dolores de cabeza.

Antes de comenzar la mudanza, leé estos consejos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar una mudanza, es que es esta la instancia perfecta para hacer una buena limpieza. Y es que, con los años, uno va acumulando cosas que considera que va a necesitar en el futuro pero que, en realidad, ese futuro nunca llega. Por eso, el momento de dejar todo y empezar de nuevo es perfecto para sincerarnos y decidirnos a tirar, donar o regalar todo aquello que realmente no vamos a usar en la nueva casa y así ahorrar mucho espacio desde el comienzo.

Una vez que tomamos esa decisión, es momento de comenzar a guardar toda la casa en cajas.

Contar con todos los materiales

Este puede ser uno de los pasos fundamentales y que poca gente hace al comienzo de una mudanza. Por lo general, se tiende a emocionarse y comenzar a sacar cosas de sus lugares, antes de contar con todos los materiales que vamos a necesitar para poder empaquetar todo.

Lo ideal es que el primer paso sea el de prestar atención a contar con todo lo que vamos a necesitar. Por ejemplo, podríamos intentar calcular la cantidad mínima de cajas que necesitamos y conseguirlas, antes de cometer el error de comenzar a desordenar las cosas. También necesitamos cinta, tijeras y todos los elementos necesarios para el embalaje, incluso de cosas delicadas.

Otro de los elementos necesarios que no nos puede faltar en una mudanza es un buen fibrón, que nos ayude a anotarnos qué es lo que hay en cada caja. En este sentido, podemos también armar una planilla, en la que anotemos todo, para que luego no necesitemos ir revisando caja por caja.

Organizar todo lo necesario previamente

Pero no se trata solamente de contar con todas las cajas y la cinta necesarias. También, tenemos que tener a mano todo lo que vamos a necesitar ese día. Por ejemplo, es posible que necesitemos quedarnos en un hotel o en la casa de un familiar el día de la mudanza. En este sentido, es importante que haya una reserva o un previo aviso, para garantizar que todo salga correctamente.

También, por ejemplo, si tenemos mascotas, podemos hablar previamente con el veterinario, para que todo esté en orden.

Algo que no nos puede faltar organizar es la documentación. Si necesitamos hacer papeles antes de la mudanza, estos tienen que ser el paso número 1.

Armar una valija con lo indispensable

Por lo general, cuando se comienza con el proceso de mudanza se guarda todo en cajas. Sin embargo, los primeros días en una nueva casa tienden a ser un caos y no nos vamos a poner a desarmar todas las cajas juntas cada vez que necesitemos algo de uso indispensable.

Por esto, es importante armar una valija para cada persona de la casa, en la que se incluyan los elementos imprescindibles, como es el caso del cepillo de dientes, jabón, papel higiénico, una muda de ropa, entre otras alternativas de primer uso.

Ordenar la casa que estamos por dejar

Sabemos que por lo general, durante una mudanza, la vivienda actual tiende a ser un verdadero desastre. Sin embargo, tener la casa ordenada es una de las mejores maneras de garantizar que el proceso de la mudanza pueda desarrollarse de forma fluida y sin pérdidas innecesarias de tiempo.

Una de las formas más útiles de garantizar esto puede ser dejando libre un pasillo o una parte que se encuentre cerca de la puerta. De esa manera, se pueden ir colocando allí las cajas que ya se encuentran armadas, para que el traslado al camión de la mudanza sea mucho más rápido y fluido.

Empezar en embalaje

Llegó el momento de comenzar a colocar todo en sus correspondientes cajas. Pero no se trata solamente de comenzar a tirar cosas dentro de estas. Es importante incorporar un buen criterio para optimizar al máximo el espacio de las cajas y que nada se rompa.

Una buena manera de empezar es guardando los libros y otros objetos pesados dentro de cajas chicas. De todas maneras, es importante tener cuidado de no llenarlas de más, debido a que así pueden romperse.

Para guardar todo aquello que sea frágil, es importante garantizar la cobertura. Para ello, en la etapa anterior de obtener todos los materiales tenemos que añadir el plástico de burbujas, que es el que va a hacer que las cosas no se golpeen y se rompan.

Otro detalle que tenemos que tener en cuenta es que, si quedan espacios vacíos o con aire en las cajas, los objetos pueden romperse. Por eso, en caso de que esto ocurra, esos espacios deben ser completados con papel de diario u otro elemento que pueda cumplir esa función.

Organizar por habitación

Si bien esto es poco frecuente, es una buena estrategia que a muchas personas les brinda excelentes resultados. Se trata de clasificar las cajas y las cosas que llevan dentro según el cuarto de la casa en el que irán. Por ejemplo, colocar en cajas todo lo que sea de cocina, colocando ese rótulo.

Todo lo grande, desarmado

Esta puede ser una tarea tediosa, pero es importante que todo aquello que sea grande, sea guardado desarmado. Se pueden colocar las partes pequeñas de esos objetos dentro de bolsas con cierre, para que nada se pierda. Pero algo grande armado puede ocupar mucho espacio que necesitamos, como así también puede romperse.

 

Los mencionados con anterioridad son algunos consejos que recomendamos tener en cuenta en el momento de llevar a cabo la mudanza a una nueva casa, para que todo pueda resultar a la perfección.

 

¿Alquileres amueblados o vacíos?

En la actualidad, al momento de alquilar una vivienda, hay que prestar atención a una gran diversidad de factores, debido a la gran variedad de opciones que se nos presentan. En este sentido, vamos a continuación a hablar acerca de una duda que tiende a confundir a muchos futuros inquilinos: el alquiler ¿amueblado o vacío?

Los beneficios de cada tipo de alquiler

No se puede determinar una sola respuesta, en la que se diga que es mejor una alternativa o la otra. Esto se debe a que la elección se verá considerablemente condicionada por los objetivos, la proyección a futuro, las necesidades y capacidades de cada persona en particular. En este sentido, algunos de los elementos que ayudarán a una persona a determinar cuál de estos tipos de alquiler le resulta conveniente, tienen que ver con la duración que el contrato de alquiler vaya a tener, la disponibilidad de muebles con que cuenta previamente el inquilino, el grado de liquidez con que se cuente para poder afrontar una posible compra de muebles, entre otros.

Hablemos de los alquileres amueblados

Lo primero que se puede destacar en lo que tiene que ver con las viviendas amuebladas, es que permiten ser habitadas de forma mucho más cómoda desde el primer momento. Esto se debe a que se ingresa directamente en un ambiente que cuenta con todo lo necesario para ser habitado.

Generalmente, este tipo de alquiler es más conveniente para las personas que buscan vivir por plazos relativamente cortos de tiempo en un sitio. Lo suelen buscar las personas que piensan que pueden cambia de trabajo o terminar una carrera en el corto a mediano plazo y no desean afrontar gastos siderales que implica la compra de mobiliario para un sitio que planean dejar.

Por otra parte, los alquileres amueblados son una excelente alternativa para las personas que están buscando una vivienda que se pueda compartir. Esto tiene que ver con que de esa manera preexiste un estilo en los muebles con relación a la casa en general, no debiendo ponerse en disputa los gustos de cada uno de los inquilinos.

Acerca de los alquileres vacíos

Por su parte, aunque no es excluyente, este tipo de alquileres suele ser más eficaz para quienes planean quedarse en una vivienda por períodos más largos de tiempo, siendo considerablemente más estables. En este sentido, las personas pueden colocar los muebles a su gusto, generando su propia decoración y colocando en la vivienda la que sería su impronta personal y sus gustos. Además, si no se tienen intenciones de irse del sitio por un largo plazo del tiempo, el hecho de contar con un departamento o casa vacía lo que provee es la posibilidad de ir adaptando ésta a los cambios que se puedan dar en la vida del inquilino, entiéndase la posibilidad de una convivencia o la conformación de una familia.

Por su parte, para quienes cuentan ya con cierta disponibilidad de mobiliario en su casa anterior antes de pasar a alquilar, un alquiler vacío ofrece la posibilidad de ahorrar dinero de la compra de muebles pudiendo trasladar muebles del domicilio anterior.

 

Tené esto en cuenta antes de alquilar por primera vez

Es muy frecuente, cuando se está pensando en alquilar, que se tienda a pensar solamente en cómo es el departamento o la casa en cuestión, dónde se encuentra ubicada, acceso a qué tiene, entre otros. Sin embargo, son muchos más los factores que debemos consultar y a los que debemos prestar fundamental atención para poder realizar nuestra mudanza con seguridad y certezas.

A continuación, te vamos a contar acerca de diferentes factores a los que es muy importante que prestes atención para poder alquilar sin problemas.

Prestá atención a estos elementos y mudate con tranquilidad

Al mudarse, no basta con prestar atención al precio. También debemos ser conscientes acerca de otros factores que acompañarán nuestra mudanza y que se facilitarán considerablemente y nos harán sentir con mucha más seguridad si los tenemos en claro. Veamos cuáles son.

¿Habrá incremento en el valor del alquiler?

Si bien no todas las viviendas cuentan con el mismo margen de incremento en el precio del alquiler, en la actualidad, el mismo ronda por cerca del 30% anual. Si bien es cierto que el inquilino no puede por lo general modificar estos términos, sí es importante conocerlos antes de acceder a una vivienda, para poder calcular correctamente la cantidad de dinero que será destinada a ella y cuál es el margen que quedará disponible para otro tipo de gastos necesarios.

También es posible acceder a contadores que nos asesoren en este aspecto, a fin de tener seguridad respecto al presupuesto con el que contamos.

¿Cuáles son las obligaciones con que cuenta cada una de las partes involucradas en el alquiler?

Como sabemos, cuando alquilamos son dos las partes fundamentalmente involucradas: el propietario y el inquilino o futuro inquilino. En este sentido, hay una serie de factores que nos pueden hacer sentir mayor seguridad al momento de alquilar. Lo recomendable es:

  • Hablar con el propietario acerca de las diferentes posibilidades que éste nos ofrece para realizar modificaciones sobre la vivienda;
  • Constatar que sea el dueño de la propiedad la persona que lleve a cabo el proceso del alquiler;
  • Verificar que el propietario se tome la tarea de entregar la vivienda en perfectas condiciones y que cualquier tipo de desperfecto sea informado previamente.

¿Qué es lo que corresponde, como inquilino, pagar?

Otro factor fundamental a tener en cuenta antes de mudarse tiene que ver con qué es lo que al inquilino le corresponde pagar y lo que no. En este sentido, podemos aclarar que la inmobiliaria no puede exigir un pago que supere el 4.5% de la totalidad del precio del contrato. Otro de los cargos que le corresponde al inquilino es el que se corresponde con las expensas ordinarias.

Por su parte, pagos como el de las expensas extraordinarias y el ABL le corresponden especialmente al propietario.