¿Cómo mirar para encontrar el mejor departamento?

Muchas veces cometemos el error de creer que elegir un departamento es una tarea fácil y muy rápida. Por esto, solemos comenzar antes de tiempo a hacer los planes de la mudanza y a proyectarnos a nosotros mismos en ese espacio que, estamos seguros, nos albergará muy pronto.

Sin embargo, la tarea de encontrar un departamento adecuado para alquilar es mucho más compleja de lo que en realidad parece.

¿Qué veo cuando busco un departamento?

Un problema que la mayor parte de las personas que buscan por primera vez un departamento tienen, tiene que ver con qué es lo que se debe mirar primero y a qué prestar mayor atención.  Se trata de un error muy frecuente en todos los compradores y los inquilinos que son primerizos en esto. Pero, saberlo, es importante para poder tomar de la forma correcta este tipo de decisiones tan importantes.

El primer consejo que podemos darte en relación con esto, tiene que ver con tener bien en claro cuáles son las condiciones y recursos con que contamos, como así también cuáles son nuestras necesidades, nuestros deseos y expectativas.

En segunda instancia, podemos recomendarte que observes qué es lo que puede ser modificado y qué no acerca de cada departamento que mires. Esto tiene que ver con que es posible que encuentres ciertos problemas o detalles que puedan no gustarte acerca de un espacio. Sin embargo, si los mismos son posibles de modificar, es posible que no sea necesario que lo veas como un problema. A lo que se debe prestar fundamental atención antes de tomar una decisión acerca de un departamento es a esos detalles y elementos que no pueden ser modificados y que van a condicionar nuestro estilo de vida y nuestro bienestar en el interior del espacio.

Mirar todo aquello que no puede ser modificado

Exactamente en esos términos, lo que te recomendamos que mires con mayor atención es todo aquello de un inmueble que no puede ser modificado. Vamos a contarte cuáles son esas cuestiones.

La ubicación del lugar

Podría pensarse que este punto es muy obvio, pero a la hora de elegir un departamento debemos pensar correctamente si nos gusta de verdad la ubicación del inmueble que estamos mirando y si nos resulta conveniente y cómoda para nuestra vida cotidiana y nuestras actividades de todos los días. Sería un problema acabar eligiendo un departamento cuya ubicación pueda próximamente ser un problema.

Algo que debemos tener en cuenta si queremos mudarnos en el interior de la Ciudad de Buenos Aires, tiene que ver con el subte. Los departamentos que se encuentran cercanos a una estación del mismo tienden, en esta ciudad, a ser mucho más cómodos que los demás. Sin embargo, algo que a muchos inquilinos con bajos recursos puede llegar a molestar es que tienden los mismos a ser un tanto más costosos económicamente.

También es importante pensar cuáles son los proyectos que se tienen en el largo plazo y qué es lo que se desea poder hacer y disfrutar. Por ejemplo, en este sentido, puede ser importante informarse acerca de la cercanía de escuelas, de restaurantes, de bares, de museos y lugares culturales, de parques, entre otras alternativas.

Hay futuros inquilinos o compradores que, en tanto la ubicación, se sienten también interesados por la cuestión de la seguridad. En este sentido, se puede consultar con los vecinos de la zona y sus comerciantes, para conocer en detalle los manejos del barrio y si los casos de delincuencia son frecuentes o no.

Las condiciones del edificio

Puede gustarnos mucho un departamento, pero no el edificio. Esto también es altamente frecuente. Por esto, al momento de ir a visitar un lugar, nuestra vista tiene que comenzar a estar atenta desde la puerta de entrada del edificio, ya que éste también va a condicionar nuestro estilo de vida. Empezar a mirar bien solamente cuando ya estamos ingresando en el departamento puede ser un problema a futuro.

Algunos elementos fundamentales a los que podemos prestar atención en lo que al edificio refiere, tienen que ver con su estructura (para dar cuenta de su antigüedad), sus ascensores (para ver si los muebles que debemos trasladar caben en ellos y en qué estado se encuentran) y lo referido al ruido.

¿Hacia dónde mira nuestro departamento?

Esto tiende a pasar como un detalle menor al que muy pocas personas en realidad prestan atención al momento de buscar un departamento, ya sea para comprar o para alquilar. Sin embargo, es un factor importante y te vamos a contar por qué.

Básicamente, la orientación del departamento es la que va a determinar la cantidad de luz y de calo que ingrese al mismo durante las diferentes épocas del año. Esto es importante tenerlo en cuenta también cuando vayamos a calcular los costos. Por ejemplo, si el departamento tiene una orientación que lo vuelve oscuro o demasiado caluroso durante el verano, es posible que tengamos gastos más altos de electricidad para satisfacer esas necesidades.

Los sonidos que se escuchen

Aunque muchas personas puedan llegar a pensar que ésta sería una actitud un tanto molesta, es muy útil visitar el departamento en diferentes horarios del día y en diferentes días (día de semana y fin de semana) para conocer los ruidos que hacen los vecinos en los diferentes momentos, cuánto estos se escuchan y cuánto puede llegar ello a molestarnos en el largo plazo.

En lo que refiere al ruido, se puede también preguntar acerca de la presencia de niños en edad escolar dentro del edificio. También, puede ser muy importante consultar si se utilizan departamentos como oficinas, lo que podría llegar a determinar que exista un flujo alto y constante de personas, al menos durante los días de la semana.

 

Esperamos que, teniendo en cuenta estos consejos, puedas encontrar el mejor departamento para vos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *