Estrategias para sacar buenas fotos al vender tu casa

Algo que se ha dicho desde hace ya algún tiempo en diferentes ámbitos tiene que ver con que, en la actualidad, son cada vez más las cosas que pasan por los ojos. En este sentido, podemos decir que la primera impresión que una casa genere a sus próximos compradores o inquilinos es muy importante.

Hoy en día, la mayor parte de las personas acuden a las páginas de internet al momento de buscar una vivienda, para hacerse una idea acerca de qué es lo que pueden llegar a encontrar. Por esto, la información que se coloque en un sitio web acerca de una casa debe ser cierta y completa. Pero, además, casi la totalidad de esas personas acuden también a las fotos, para tener una primera impresión acerca de qué verán en caso de que decidan visitarla.

Buenas fotos, buenas ventas

Si bien es cierto que son muchos los factores que se tienen en cuenta cuando se trata de comprar o de alquilar una casa, es cierto que el aspecto es un condicionante. En este sentido, es posible que una mala imagen de la casa generada por malas fotos en internet sea un elemento pernicioso que evite que algunas personas se acerquen luego personalmente a conocer la casa.

Por todo eso que mencionamos hasta acá, es que queda clara la importancia de tomar buenas fotos cuando se está pensando en vender una propiedad. Las fotos van a encargarse de ser el punto de entrada a los próximos compradores.

Es por esas razones que queremos darte algunos tips para que tengas en cuenta al momento de sacar las fotos para vender tu casa.

Decile “chau” al flash

Y este es un elemento que cabe destacar, debido a que la mayor parte de las personas tienden a pensar que es el flash el que se va a encargar de que las fotos salgan bien. Bueno, en estos casos eso no es cierto.

Lo importante para sacar una buena foto es abrir todas las cortinas y ventanas y lograr que haya mucha luz natural. Además, puede ser bueno elegir un momento central del día, en el que entre más luz que en otros.

Los motivos por los que no deberíamos usar el flash son dos: por un lado, nos va a dar algunos puntos brillantes que no necesariamente la gente va a entender que tienen que ver con el flash. Por otro, nos va a generar sombras que naturalmente no están allí y que pueden ser perjudiciales.

Que no haya gente en la foto

Si bien los inquilinos o futuros dueños van a entender que puedas tener familia o personas con las que convivís, lo mejor es que en la foto se vea solamente la casa, sin interrupciones.

Ser ambiciosos

Este punto también es muy importante. No se trata de pararse en la puerta de entrada de la casa, sacar una foto y listo. Es importante sacar una gran cantidad de fotos, desde los diferentes ángulos y de distintas maneras, para poder generar en el espectador una amplia perspectiva acerca de la casa.

Que la cámara esté a la altura de los ojos

Este es otro punto importante. Para que las personas puedan tener una buena y correcta perspectiva y visión acerca de la casa, es importante que las fotos que saques lo hagas a la altura de tus ojos. Es decir, a una altura normal. Esto se debe a que es la única manera de dar cuenta mediante las fotos de las verdaderas proporciones de la casa.

Si tenés patio, buscá el Sol

Esto puede ser una obviedad, pero muchas personas lo olvidan. Si la casa cuenta con un patio o ambiente exterior, para lograr una mejor impresión en los espectadores, lo ideal es sacar las fotos durante días soleados.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *