Decorando mi dormitorio pequeño

Muchas veces, decorar un dormitorio pequeño puede llegar a representar una verdadera odisea. Por eso, aquí te brindaremos algunas excelentes ideas a tener en cuenta cuando de encontrar una buena distribución y un buen estilo de decoración para tu dormitorio pequeño se trate.

Es importante recordar que, aun cuando se trate de un espacio reducido, funcionalidad y belleza no tienen por qué ir separados.

Tips para un dormitorio pequeño

Hay ciertas estrategias o tips que pueden representar un cambio significativo en nuestro dormitorio, especialmente si contamos con una cantidad de metros cuadrados bastante limitada. Algunos tips que pueden realmente hacer la diferencia, son los siguientes.

  • Armarios y placares escondidos
  • Una buena distribución
  • Espejos diversos
  • Burros
  • Almacenamiento bajo la cama
  • Dormitorio de cuento en la buhardilla
  • Almacenamiento vertical
  • Estantes verticales

Ahora, vamos a indagar acerca de en qué consisten algunos de los tips mencionados con anterioridad, de modo de entender cómo aplicarlos.

Armarios y placares escondidos

Los armarios escondidos – también conocidos con el nombre de armarios empotrados – constituyen un estilo que ha ganado gran popularidad en los últimos años, siendo más frecuentes en las grandes ciudades, en donde los metros cuadrados son limitados y requieren de un mayor cuidado.

Generalmente, cuando se colocan armarios y placares escondidos o empotrados, éstos tienden a pintarse del mismo color que las paredes dentro de las que se encuentran. Esto contribuye a dar lugar a una sensación de continuidad, que hace que todos los espacios luzcan más grandes. Al mismo tiempo, este tipo de armarios suelen ser muy simples, sin ningún tipo de adorno, consistiendo básicamente en puertas lisas que se empastan con el resto del dormitorio, lo que permite que el espacio no se vea cargado visualmente, lo cual lo achicaría.

Una buena distribución

Muchas veces, cuando vamos a decorar un dormitorio, tendemos a hacernos una imagen mental estandarizada acerca de cómo podría verse. Sin embargo, cuando se cuenta con un espacio tan limitado, muchas veces la mejor distribución no es la misma que ya conocemos y que hemos visto en miles de catálogos y revistas. Tranquilamente podríamos decir que, hoy en día, no hay tantas normas rígidas acerca de cómo distribuir y decorar un dormitorio, especialmente si éste es pequeño.

En estos casos, lo que tenemos que tener en mente cuando vayamos a elegir la distribución de los objetos dentro del espacio, es que la mejor distribución para nosotros será siempre aquella que nos permita ganar más espacio.

Espejos diversos

Si bien cargar las paredes en una habitación con pocos metros cuadrados puede parecer una contradicción, los espejos tienden a generar un impacto visual que hace que todo dormitorio luzca mucho más grande. Para ello, lo ideal es colocar varios espejos, de diversas formas y tamaños, a lo largo de todo el espacio. Si bien esto nos ayudará a hacer que el dormitorio se vea más grande, si los colores de las paredes son claros, este impacto se profundizará muchísimo más.

Burros

Si bien es posible que los burros en la habitación no sean tan atractivos a nivel estético como puede serlo un armario a gusto, estos nos permiten ahorrar mucho espacio y hacen que el momento de buscar algo, ésta sea una tarea mucho más fácil y rápida.

Al mismo tiempo, una de las mayores ventajas de los burros es que pueden ser fácilmente trasladados. Por eso, si en algún momento requerimos de liberar un espacio por una ocasión especial, podemos simplemente tomar el burro y trasladarlo a otro lugar en donde nos moleste menos.

Almacenamiento bajo la cama

Encontrar lugar para guardar nuestros objetos personales es uno de los mayores problemas que se nos presentan cuando contamos con pocos metros cuadrados. Por ello, cuando estamos en esa situación, es un requisito fundamental volvernos creativos y dar lugar a nuevos métodos. Siguiendo con esa línea, el espacio bajo la cama puede ser el mejor y más estratégico modo de ahorrar espacio y almacenar cosas a la vez. Esto puede hacerse a partir de la colocación de cajones, cajas, entre otros.

Dormitorio de cuento en la buhardilla

En muchas ocasiones, no sólo el dormitorio es pequeño, sino que toda la casa en su totalidad lo es. En esos casos, la creatividad se hace aún más necesaria.

Seguramente, en más de una ocasión, habrás visto en alguna película o serie televisiva, esos bellísimos y tan de cuento dormitorios creados dentro de la buhardilla de la casa. Bueno, esto puede representar una gran solución para ganar espacio, brindando también intimidad y mucho lugar para la creatividad.

Almacenamiento vertical

Generalmente, tendemos a desperdiciar gran parte del espacio de nuestras habitaciones, debido a que no le damos un uso adecuado a todo el lugar que se encuentra por encima de nuestra altura. Sin embargo, cuando se cuenta con metros cuadrados limitados, es cuando nos vemos en la obligación de aprovechar esos espacios poco vistos. La mejor manera de dar lugar a eso es a través de modos de almacenamiento vertical. Para ello, pueden colocarse estanterías pequeñas, una sobre otra, como así también cajas y estanterías que se ubiquen sobre los muebles del dormitorio, para ganar espacio.

Estantes verticales

Siguiendo con la línea de lo mencionado con anterioridad, los estantes verticales nos permiten aprovechar todos los espacios “muertos” en un dormitorio. Una serie de estantes verticales colocados uno sobre otro pueden brindarnos la misma capacidad de almacenamiento que un estante horizontal, con la diferencia de que nos deja más espacio libre por debajo de la línea de los ojos.

 

 

Si tu dormitorio cuenta con una cantidad bastante limitada de metros cuadrados, te recomendamos poner en práctica los consejos y los tips mencionados anteriormente y verás de qué manera estarás ganando mucho más espacio, más comodidad y más belleza estética.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *