Barrios de la Ciudad: Recoleta

Conocido como el barrio más elegante de la Ciudad de Buenos Aires, Recoleta es un barrio residencial, que constituye, en su totalidad, la Comuna 2 de la Ciudad. Debido a sus edificios, su centro comercial y el célebre Cementerio de la Recoleta, este barrio ha logrado establecerse como una zona de un importante interés, tanto histórico como arquitectónico, al tiempo que se convertía en uno de los focos turísticos y culturales más significativos de la Ciudad.

La Recoleta es un barrio conocido por los residentes de la Ciudad de Buenos Aires como una zona en la que habitan los sectores de ingresos más altos de la misma. Esto tiene que ver con que, en líneas generales, los inmuebles que componen a este barrio cotizan entre los más costosos de toda el área metropolitana.

¿Cómo nace Recoleta?

En el año 1580, don Juan de Garay daba lugar a la fundación de la Ciudad de Buenos Aires. En ese momento, repartía tierras de la misma entre los diversos integrantes que componían su expedición. El área que hoy comprende lo que se conoce como el barrio de la Recoleta, fue entregada, en aquel entonces, a Rodrigo Ortiz de Zárate.

En lo que respecta al nombre del barrio, el mismo proviene del Convento e Iglesia de los frailes recoletos, quienes habían arribado a la Ciudad de Buenos Aires hacia principios del siglo XVIII. Hacia fines de ese siglo, lo que hasta entonces eran sólo una serie de grandes chacras, quintas y baldíos vacíos comenzó a dividirse y a poblarse.

Fueron muchos los casos de epidemias de cólera en aquel entonces. Sin embargo, una de las epidemias más significativas y recordadas de aquel momento fue la epidemia de fiebre amarilla que tuvo lugar en el año 1871. En ese momento, las familias más ricas de la Ciudad de Buenos Aires, que residían en el Sur de la misma, fueron trasladándose al norte, dando así lugar a un aumento representativo en la población de lo que hoy es el barrio de Recoleta.

El hecho de que el barrio de Recoleta se haya acabado de consolidar en la Ciudad de Buenos Aires, ocurrió como consecuencia del accionar del primer intendente de la misma, Torcuato de Alvear. Fue en ese momento que se dio inicio a la construcción de imponentes palacios, todos rodeados de bellos jardines, que buscaban imitar el estilo europeo, mayormente estilo francés. Generalmente, tanto los arquitectos como la mano de obra que llevaba a cabo dichos palacios, eran personas de origen extranjero y la mayor parte de los materiales eran importados.

En relación con lo mencionado con anterioridad, hoy en día, el barrio de la Recoleta se distingue sobre los demás como consecuencia de su arquitectura, como así también por sus hermosas plazas y el carácter aristocrático de sus diversos palacios y construcciones. En la actualidad, son el Centro Cultural de la Recoleta, el imponente Cementerio y su Iglesia los elementos arquitectónicos que destacan la imponente historia de este barrio.

Características geográficas

Ubicado hacia el norte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el barrio de la Recoleta cuenta con una superficie total de 5,72 kilómetros cuadrados. Las calles que constituyen los límites geográficos de este barrio residencial son las siguientes:

  • Mario Bravo
  • Coronel Díaz
  • Las Heras
  • Tagle
  • Vías del Ferrocarril Gral. Mitre
  • Jerónimo Salguero
  • Costanera Rafael Obligado
  • Montevideo
  • Guido
  • Uruguay
  • Córdoba

Entre otras pequeñas calles que conforman lo que es el barrio de la Recoleta.

Atractivos turísticos

Dentro de los variados atractivos turísticos que pueden encontrarse y visitarse en el barrio de la Recoleta, se destacan los siguientes:

Cementerio de la Recoleta

El Cementerio de la Recoleta se ha convertido, a lo largo de los años, en uno de los principales atractivos turísticos de la Ciudad de Buenos Aires. Esto se debe, particularmente, a sus tan imponentes mausoleos y bóvedas. En ellos, se encuentran los cuerpos de importantes figuras de la historia de la República Argentina, como es el caso de Eva Duarte de Perón (“Evita”), cuya tumba es una de las más concurridas de este cementerio.

Es la arquitectura del cementerio lo que le ha dado ese gran valor turístico y cultural. Lo mismo, se debe a que sus características constituyen una importante muestra de aquellos tiempos en que Argentina se consolidaba como una potencia económica emergente y en donde las familias con mayores poderes económicos de la ciudad competían entre sí para construir sus panteones. Por todo esto, podríamos decir que el Cementerio de la Recoleta se caracteriza, fundamentalmente, por grandes obras arquitectónicas, imponentes; algunas de ellas adornadas con diversos elementos (como el mármol) e, incluso, con esculturas diferentes. Hoy en día, son más de 90 las bóvedas del Cementerio de la Recoleta las que han sido declaradas como Monumento Histórico Nacional.

El Cementerio de la Recoleta fue construido en el año 1822, siendo el primer cementerio público de la Ciudad de Buenos Aires. El trazado de este cementerio fue obra de un ingeniero francés de nombre Próspero Catelin.

Plaza Francia

Plaza Francia es uno de los espacios verdes más famosos, tanto del barrio de la Recoleta, como así también de la ciudad de Buenos Aires. La misma, fue diseñada por el paisajista Carlos Thays. El monumento central de esta plaza, recibe el nombre de “Francia a la Argentina” y fue un obsequio para la Argentina, por parte de la colectividad francesa, con motivo de la celebración del Centenario de la Revolución de Mayo.

Asimismo, Plaza Francia es reconocida por contar constantemente con la presencia de diversos artistas callejeros, junto con una muy importante y concurrida feria artesanal y de diseño.

Biblioteca Nacional

La reconocida Biblioteca Nacional de la República Argentina, se encuentra emplazada en el barrio de la Recoleta. El actual edificio que la constituye, surgió como resultado de un proyecto de los prestigiosos arquitectos Clorindo Testa, Alicia Cazzaniga y Francisco Bullrich. Estos arquitectos habían ganado el primer premio en un concurso de carácter nacional en el año 1961. El edificio actual de la Biblioteca Nacional se inauguró en 1992.

Centro Cultural Recoleta

Habiéndose construido como un convento en el año 1732, el edificio que hoy constituye el Centro Cultural Recoleta pasó a manos del Estado en el año 1822, luego de haberse producido una reforma en el orden eclesiástico. Fueron muchos los usos que, a lo largo de los años, se le fueron dando a este edificio.

Recién hacia el año 1978, se proyectó finalmente realizar allí un Centro Cultural.

En la actualidad, el Centro Cultural Recoleta se encuentra conformado por 27 salas de exposición, un anfiteatro, un microcine y un auditorio. Dentro de estos espacios, se llevan a cabo una gran variedad de actividades a lo largo de todo el año: desde exposiciones de artes plásticas, hasta conciertos y recitales, eventos de distinta índole y representaciones teatrales. Asimismo, el Centro Cultural Recoleta cuenta, hoy, con un área de formación, que brinda diversidad de talleres y cursos, contando, también, con un laboratorio de investigación y de producción musical, el cual se encuentra equipado con la más alta tecnología.

Floralis Genérica

Floralis Genérica es una escultura muy característica del barrio de la Recoleta. Esta, cuenta con una altura total de 20 metros, dominando así la plaza Naciones Unidas. Esta escultura fue realizada por el arquitecto argentino Eduardo Catalano. Fue este, quien decidió donar su obra a la Ciudad de Buenos Aires.

La escultura de nombre Floralis Genérica está hecha en acero inoxidable y aluminio, contabilizando un peso de 18 toneladas. Una de las características fundamentales de esta escultura, tiene que ver con que es la primera escultura en movimiento, que es controlada a partir de un sistema hidráulico y de células fotoeléctricas.

Floralis Genérica fue inaugurada en el año 2002, siendo su nombre un homenaje a todas las flores. La apertura y el cierre de Floralis Genérica dependen del Sol.

Museo Nacional de Bellas Artes

Ubicado en el centro del barrio de la Recoleta, el Museo Nacional de Bellas Artes se ha consolidado como uno de los más importantes de América Latina. Este, concentra en su interior la mayor colección del arte de origen nacional.

El Museo Nacional de Bellas Artes de la Recoleta fue inaugurado en el año 1896.

Además de concentrar la mayor parte del arte argentino, en lo que respecta a su patrimonio artístico internacional, se destacan obras de: El Greco, Picasso, Goya, Cézanne, Rodin, Rubens, Chagall, Rembrandt, entre otros.

Al mismo tiempo, el Museo Nacional de Bellas Artes cuenta con una sala fotográfica, una biblioteca con más de 150.000 ejemplares, una sala de arte andino precolombino y dos terrazas de esculturas.

 

Los mencionados con anterioridad constituyen los paseos más llamativos y tradicionales del barrio de la Recoleta, como así también de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, tanto en sus construcciones como en sus plazas y calles, el barrio de la Recoleta brinda infinidad de opciones para pasear, conocer y entretenerse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *